Tal como lo afirmó el Presidente Sebastián Piñera al promulgar esta iniciativa que modifica la ley de control de armas, la medida cobra especial relevancia por el uso ilegal que se la ha dado a éstos como método para intimidar a la población por parte de bandas criminales.

 

En forma telemática, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, promulgó este domingo 24 de enero la ley que sanciona como delito, el uso, venta y fabricación de fuegos artificiales.

En concreto, la iniciativa modifica la existente ley de control de armas, que actualmente sanciona como falta, con pena de multa, estas acciones, estableciendo ahora como delito, con penas de presidio, el uso, venta y fabricación de fuegos artificiales y a quien dispare armas de fuego, cohetes, petardos u otros proyectiles.

Al respecto, la Intendenta Rebeca Cofré, junto con valor la medida, explicó que además desde ahora la “ley permitirá sancionar más severamente, con cárcel y multas, los disparos injustificados de armas de fuego, muchos de estos disparos causantes de balas locas, las que bien sabemos han terminado con la pérdida de tantas vidas inocentes en nuestro país”.

“Pondremos toda nuestra voluntad, con acciones concretas, como esta ley para erradicar de nuestra sociedad la cultura de la droga y la violencia ligada al narcotráfico”, agregó además la jefe regional.

PENAS MÁS SEVERAS

La nueva ley sanciona con mayor gravedad los delitos cuando, además, perturban gravemente la tranquilidad pública o infunden temor en la población. Las penas de presidio por estas conductas delictivas serán de 3, 5 y hasta 10 años de cárcel.

 

Mientras que las penas por el uso, posesión y fabricación de fuegos artificiales van desde presidio menor en su grado mínimo (61 a 540 días de cárcel) a presidio en su grado medio, (541 días a 3 años de cárcel). Así también la aplicación de multas.

La medida cobra especial relevancia por el uso ilegal que se la ha dado de estos elementos como método para intimidar a la población por parte de bandas criminales.

La ley se suma a una serie de otras iniciativas impulsadas por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera para combatir la delincuencia y resguardar el orden público, como el proyecto de ley de control de armas, de combate al narcotráfico y la reciente ingresada iniciativa contra el crimen organizado.