Asimismo, Pablo Silva Amaya reconoce que la relación con el Delegado Presidencial, Ricardo Guzmán ha sido de respeto y colaboración, “pero la figura de este Delegado Presidencial debe eliminarse, porque no se justifica, ya que la relación y coordinación con los servicios públicos, debe estar a cargo del Gobernador Regional, como máxima autoridad en la región, elegida en las urnas”.


descentralizacion 10 08

El Gobernador Regional Pablo Silva Amaya manifestó que el Gobierno jamás estuvo convencido del proceso de descentralización que inició nuestro país, “por lo que todo lo que huela a pérdida de poder y de control de los recursos del Estado es un dolor de cabeza. Y en este sentido, la figura del Gobernador Regional es un problema, más que una oportunidad”, aseguró.

Silva Amaya enfatizó que esta actitud se refleja en su “nula disposición para avanzar en las grandes materias que nos afectan como gobernadores regionales, por lo que- lo más seguro- es que tendremos que esperar hasta marzo del próximo año, cuando cambie el Gobierno, para trabajar como corresponde, con los recursos, la infraestructura y las facultades que deben tener los gobernadores regionales, como máximas autoridades de la región, elegidas por voto popular”, agregó.

El Gobernador Regional, al cumplir su tercera semana al mando de O´Higgins, expresó que “hemos encontrado una mala disposición y poca colaboración de parte del Gobierno. Nosotros estamos para trabajar como corresponde por cada una de las regiones para engrandecer nuestro país, y necesitamos de la colaboración del Gobierno para hacerlo en conjunto (...) Estamos esperando una audiencia (con el Presidente de la República), donde le queremos manifestar que instruya a sus ministros, que nos atiendan y reciban como corresponde”, afirmó.

La máxima autoridad de O’Higgins expuso que “solo venimos a trabajar, a colaborar por el país y por cada una de nuestras regiones, por tanto necesitamos esa colaboración y esa buena disposición para trabajar por todas y todos”, por eso insistió en el llamado al Presidente Piñera a que “dé instrucciones a sus ministros y autoridades para que nos reciban, para que trabajemos en conjunto y que los distintos ministerios se pongan a disposición de los distintos gobiernos regionales para trabajar por cada una de las regiones del país”, aseguró la autoridad regional.

Pablo Silva Amaya reconoció que la relación con el Delegado Presidencial, Ricardo Guzmán ha sido de respeto y colaboración, “pero la figura de este Delegado Presidencial debe eliminarse, porque no se justifica, ya que la relación y coordinación con los servicios públicos, debe estar a cargo del Gobernador Regional, como máxima autoridad en la región, elegida en las urnas”, manifestó

 

popup 8x